Lea las preguntas frecuentes y sus versículos favoritos, descubra las Biblias NTV y conozca sobre los eruditos que tradujeron la NTV.

Haga búsquedas en la NTV por referencia o por palabra clave.

Conozca sobre los eruditos que trabajaron en la Nueva Traduccion Viviente.

La Biblia fue escrita para cambiarnos, para llevarnos a una adecuada relación con Dios y con otras personas. Este es un motivo convincente para estudiar la Biblia, pero ¿cómo lo hacemos? En otras partes de este sitio web usted encontrará varias sugerencias y motivaciones para lanzarse al estudio bíblico. Hay muchos métodos fructíferos para el estudio bíblico. Tal vez usted ha experimentado con varios. Está listo para pasar a un nivel más profundo de “lucha con la Escritura”. A continuación aparece un método bien fundado que le permitirá comprender el significado de un libro como un todo, junto con sus temas clave. Le llamaremos el método sistemático para el estudio bíblico. Consta de cinco pasos.

  • Lea el libro completo varias veces.
  • Durante este paso usted se está percatando de la idea general del libro. A medida que lee, preste atención a los temas que el autor abarca, quién es el público, el propósito del libro y cualquier otra cosa que el autor diga que salte a su vista. Lea el libro a un paso normal y no pase demasiado tiempo en los detalles. Eso vendrá después.

  • Encuentre las divisiones principales.
  • Un autor tiene varias ideas principales cuando escribe un libro. La meta del segundo paso es descubrir cuáles son esas ideas y determinar dónde el autor inicia y termina la discusión de cada una. Algunas pistas son buscar los lugares en los que cambia de tema, lugares en los que hace una afirmación y luego la amplía en varios párrafos y lugares en los que cambia el tono de su voz. Si el libro es una narración, busque cambios en el escenario o los personajes. Una vez que encuentre las divisiones principales, busque las divisiones dentro de esas. O puede comenzar con las secciones más pequeñas y agruparlas en grupos más grandes. Tenga en cuenta que sus divisiones pueden no coincidir con el comienzo de un capítulo.

  • Determine la función de cada sección.
  • En este paso usted está buscando el curso lógico del libro. ¿Esta sección introduce un tema? ¿Explora una conclusión que proviene de la sección anterior? ¿El autor está explicando varios temas en una serie? En una narración, ¿cómo los eventos de esta sección son el resultado de eventos anteriores y cómo llevan a los eventos que siguen? ¿Se han desarrollado los personajes? Algunas pistas a buscar son palabras de conexión lógica como por, ya que, porque y por lo tanto; palabras de contraste como pero y aunque; y palabras de serie como y.

  • Identifique y estudie las palabras clave.
  • En este paso usted está buscando los temas principales del libro más que tratar de analizar minuciosamente cada palabra. Observe cómo el autor utiliza cada palabra clave a través del libro. ¿Cómo la describe? ¿Cómo se relaciona con las demás ideas del libro? ¿Cómo se siente el autor en relación con ese tema?

  • Resuma el libro.
  • En su resumen incluya información sobre el propósito del libro, el público al que está dirigido, las ideas principales y las aplicaciones prácticas. James Boice ofrece este resumen de Romanos: “Este libro fue escrito para la iglesia de Roma y también se aplica a otras iglesias en otros lugares. Es una declaración general de la doctrina cristiana. Dice que la raza humana está perdida en el pecado. La respuesta a esa difícil situación es la justicia de Dios a través de Jesucristo. Romanos explica el evangelio y aplica las doctrinas para mostrar cómo se supone que vivan los cristianos.”

    ¡Ahí lo tiene! Hay otras cosas importantes que saber en relación con el estudio de la Biblia pero este método le dará un buen comienzo.

    Por supuesto, el objetivo del estudio de la Biblia no es simplemente acumular resúmenes de libros. El paso más importante en cualquier método es la aplicación, el paso en el que usted toma en serio la enseñanza de la Biblia y hace lo que ella dice.

    Este artículo es una adaptación de “Five Keys to Studying the Bible” [Cinco puntos clave para el estudio de la Biblia] de James Boice, en Practical Christianity (Wheaton, IL: Tyndale House, 1987).

"De todo corazón recomiendo la Nueva Traducción Viviente porque transmite las ideas de la Biblia de una manera sencilla y clara."

Luis Palau

No hay encuestas en este momento