Lea las preguntas frecuentes y sus versículos favoritos, descubra las Biblias NTV y conozca sobre los eruditos que tradujeron la NTV.

Haga búsquedas en la NTV por referencia o por palabra clave.

Conozca sobre los eruditos que trabajaron en la Nueva Traduccion Viviente.

La mejor manera de definir aplicación es determinar primero lo que no es. Aplicación no es simplemente acumular conocimiento. Esto último nos ayuda a descubrir y comprender hechos, conceptos, pero acaba ahí. La historia está llena de filósofos que sabían lo que la Biblia decía pero no lo empleaban en la vida diaria, lo cual les impedía creer y cambiar. Muchos piensan que el entendimiento es la meta final del estudio bíblico, pero realmente sólo es el principio.

Aplicación no es simplemente ilustración. Una ilustración sólo nos dice cómo otra persona manejó una situación similar. Aunque puede que nos identifiquemos con esa persona, todavía tenemos poca orientación para nuestra situación personal.

Aplicación tampoco es simplemente hacer que un pasaje tenga «vigencia». Hacer que la Biblia tenga vigencia sólo nos ayuda a ver que las mismas lecciones que eran ciertas en los tiempos bíblicos lo son hoy; no nos muestra cómo se aplican a los problemas y las presiones de nuestras vidas individuales.

¿Qué es entonces aplicación? La aplicación comienza con conocer y entender la palabra de Dios y sus verdades eternas. Pero uno no puede detenerse ahí. Si lo hace, puede que la palabra de Dios no cambie su vida y puede convertirse en algo insípido, difícil, tedioso y agotador. Una buena aplicación se concentra en la verdad de la palabra de Dios, muestra al lector qué hacer con respecto a lo que se está leyendo y motiva al lector a responder a lo que Dios está enseñando. Los tres factores son esenciales en la aplicación.

Aplicación es poner en práctica lo que ya sabemos y responder a la pregunta: «¿Entonces qué?», al confrontarnos con las preguntas pertinentes y motivarnos a actuar. Juan les dijo lo siguiente a sus lectores: «Pero los que obedecen la palabra de Dios demuestran verdaderamente cuánto lo aman. Así es como sabemos que vivimos en él. Los que dicen que viven en Dios deben llevar como Jesús vivió» (1 Juan 2:5-6). La aplicación es profundamente personal, única para cada persona. Es hacer de una verdad relevante una verdad personal, e implica desarrollar una estrategia y un plan de acción para vivir la vida en armonía con la Biblia. Es el «cómo» bíblico de la vida.

Una buena aplicación tiene tres partes: (1) una explicación que vincula directamente con el pasaje de las Escrituras y establece la verdad que se está enseñando, (2) un puente que explica la verdad eterna y que la hace relevante para la actualidad, (3) una aplicación que muestra cómo tomar la verdad eterna y ponerla en práctica en su situación personal. Ninguna aplicación que haya producido otra persona puede aplicar las Escrituras directamente a su vida. Esto sólo puede enseñarle, dirigirle, guiarle, inspirarle, recomendarle e instarle. Puede darle los recursos y la dirección que necesita para aplicar la Biblia, pero sólo usted puede tomar esos recursos y ponerlos en práctica.

Este material es una adaptación de Life Application Study Bible (Wheaton, IL: Tyndale House, 2004), disponible en las librerías.

"De todo corazón recomiendo la Nueva Traducción Viviente porque transmite las ideas de la Biblia de una manera sencilla y clara."

Luis Palau

No hay encuestas en este momento